26233357_1777102902593742_6079668417012505558_o

Hidratación durante la actividad Física

La actividad física hace que los requerimientos de agua aumenten de forma paralela a la producción de sudor. Si no se satisface esta pérdida, el organismo puede entrar en estado de deshidratación, lo cual aumenta el ritmo cardiaco y la temperatura corporal.
26233357_1777102902593742_6079668417012505558_o
Cuando esto sucede, el corazón tiene que trabajar más exigido; el volumen de plasma (en sangre) se reduce para mantener la falta de líquidos en el organismo (plasma: porción líquida de la sangre). Además, la deshidratación aumenta la tensión fisiológica y el esfuerzo percibido para desempeñar el mismo trabajo físico.

Por eso, se recomienda beber antes, durante y después del ejercicio el volumen suficiente de líquido para recuperar las pérdidas de agua sin esperar a que la sensación de sed aparezca.

Facebook Prof. Martín Barbeito

Leave a Reply